12/8/08

LA EXTRAORDINARIA CLEMENCIA TARIFFA 3

Ayer fuí a visitar a Clemencia. Me dijo: YA NO ESCRIBO. Ese espíritu libre se encuentra prisionero de su cuerpo, la tienen atada de manos y pies a la cama y muy dopada, aún así tuvo momentos fugaces de reconocimiento, llegó a llamarme por mi nombre y sólo me decía "SACAME DE AQUÍ", "LLEVAME A MI CASA". Una casa que no existe, pues su madre murió hace algunos años y era quien velaba por ella. Muchas veces la escuché decir que le pedia a Dios que se llevase primero a su hija.

Después vino lo peor Clemencia fué acusada de matar a su mamá y los diarios publicaron la noticia haciendola aparecer como una asesina, porque la señora amaneció muerta, mientras llegó el reporte de medicina legal afirmando que había muerto de un paro cardíaco, ella fué victima de toda clase de agresiones físicas y verbales. Muchas veces me tocó salir a cogerla en la calle y protegerla.

Este ser maravilloso, único, se encuentra en la más absoluta miseria. Está muriendo una de las más grandes poetas de este siglo, ante la indiferencia de todos.


Clemencia despertó ayer para hablar un solo lenguaje, que va mas allá de las cosas, con pocas palabras me dejó ver que su memoria todavia está llena de recuerdos, de nombres y de arte. Aún recuerda "El País de las Libelulas".

y cuando salí de allí escuchaba su fuerza, ese grito profundo que me arrancaba las lágrimas para decirme LLEVAMEEEEEEEEEEEEEEEE.

12 comentarios:

  1. Qué triste lo que le está pasando a esta mujer, ¿qué edad tiene?, ¿no tiene familia?,¿amigos?.¿está atada porque se puede suicidar?o porque es peligrosa?...es necesario que esté internada?.

    ResponderEliminar
  2. Tiene aproximadamente 51 años, no tiene familia, de vez en cuando alguien va y la visita, pero es que es muy duro ir a verla. Está atada porque ama su libertad y no le gusta sentirse prisionera de nada, además convulsiona. No se si será necesario que permanezca allí internada, pero sé que necesita unas drogas especiales.

    ResponderEliminar
  3. Aquileana12/8/08 13:15

    A veces la Muerte es la entrada en un Mundo mejor, o una continuidad en otra materia...

    Sé que es difícil despojarse del mundo y más en estos momentos... Todo mi apoyo y afecto sincero...

    Aquileana

    ResponderEliminar
  4. Aquileana tiene razón con respecto a la muerte, a veces la muerte es un alivio.

    ResponderEliminar
  5. Pienso que otros estadios serán mejores. ¿que nos hizo este ser con esa inteligencia superior, que sólo la dedicó a las letras, para compartirla con nosotros?. Siempre vi que no encajaba en nada y con nadie. Cuando abandone su cuerpo y su espiritu vuele libremente que ojalá sea pronto, sus partículas quedaran dispersadas en todos aquellos que la conocimos y los que en el futuro tendrán el privilegio de leerla...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo15/8/08 6:44

    Mas hay también ¡Oh Tierra! un día... un día... un día...
    en que levamos anclas para jamás volver...
    Un día en que discurren vientos ineluctables
    ¡un día en que ya nadie nos puede retener!

    Canción de la vida profunda. Porfirio Barba Jacob

    ResponderEliminar
  7. Recién ahora descubro la música que hay en tu blog...muy buena selección...

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué pasó con Clemencia?¿sabés algo?...

    ResponderEliminar
  9. Jonh, estoy sorprendida con la clemencia que muestran para con Clemencia los comentaristas. Parece que desearle la muerte es lo que les parece más acertado. Tu postura, humana y amorosa en verdad es grande. Tienes razón, me gustaría hacerle eco a esta historia en mi blog. ¿Puedes ayudarme a encontrar poemas de Clemencia? Muchas gracias por escribirme,

    ResponderEliminar
  10. juan carlos17/9/09 22:56

    Que tragedia la de clemencia,que agonia..tanta lirica amarrada en el desespero de no saber lo que le esta pasando...su imaginacion vuela ya muy alto,tanto que ya no la ve...sus tristes ojos del pensamiento se cierran de apoco,y grita,y llora,reclama su libertad; la misma que un dia le sirvio para echar a volar toda su obra...donde estoy,donde estoy,ahhhh.. ya no soy de este mundo....

    ResponderEliminar
  11. Clemencia fue mi compañera de Estudios en el Instituto Magdalena, visitaba mi casa, cuando saliamos de clase almorzaba conmigo y haciamos las tareas, muy inteleigente, en el colegio la trataban de loca, pienso que fui una de sus pocas amigas en el colegio por no decir que la única, supe de su tragedia con la mamá, pero no sabía de su Estado mental y por lo que estaba pasando internada, hasta el día que escuche en el noticiero de la mañana de Radio Galeón de su muerte, si hubiese sabido de su estado le hubiese hecho una visita. Lástima, LUZM.

    ResponderEliminar
  12. LUZM, estoy investigando sobre la vida de Clemencia y me interesa contactarte... ojala leas esto, mi correo: pipemil@gmail.com

    ResponderEliminar